lunes, 13 de abril de 2015

Lunaria.

 -Mira la lunaria como asoma-.
El amor ha florecido
justo en este preciso instante,
cuando la primavera sonríe
y uno anda mendigando
una de esas sonrisas.

Ha florecido el amor
en un jardín que estaba seco
de deseos amatorios;
ahora es más veloz el aire,
no cala el agua la soledad;
puede que sólo a veces,
pero sentir simplemente
ese aire invadiendo,
bien dentro,
el desconsuelo y tu ausencia,
el querer y no poder tener(te)
mis ojos frente a ti.

Y es que la distancia entre nosotros
son dos pasos si cierro los ojos.