miércoles, 18 de febrero de 2015

Escondite.

Solo.
Sólo esta silla me queda
testigo de lágrimas y versos
de cómo Pizarnik habita en mi corazón
mientras busco el sentido a algo.
Sé que merecen la pena muchas cosas
pero hasta ahora yo no he abrazado a la Felicidad

¿Alguien me abre al mundo?