sábado, 22 de agosto de 2015

Ciento volando.

Nuevo #Versato, después de un breve parón del blog. Espero que os guste.



Guardas un nido de aviones,
bajo un tumulto de pájaros,
que a lo largo de tu anatomía
dibujan la libertad.

Tienes la capacidad
de hacerme volar
y aterrizar
con la destreza
del que roba un corazón maltrecho
creyendo ser inocente.

Guardas demasiados silencios
bajo una colección de suspiros,
a corto plazo,
que me descubren las intimidades
de tu cuerpo.

Yo conservo aún la esperanza
de poder acariciar esos pájaros
sin que nadie presione mi corazón
y salgan
                       volando.

martes, 7 de julio de 2015

El lenguaje de tu cuerpo.

Nueva colaboración para #Versato. Espero que os guste.





En la noche hay luz,
sólo hay que saber mirar bien.

En realidad nadie duerme;
la gente habla
pero nadie dice nada.

En la noche hay luz,
sólo hay que saber
cantar al alba.
Yo no conozco
el canto de las aves,
pero sí el lenguaje de tu cuerpo,
que recita de memoria
mi poema favorito.

Abriste mi herida
de cuajo, sin preguntar,
y dentro pusiste tu corazón.

Desde entonces
llueve todos los días.







sábado, 20 de junio de 2015

Camino al fin.

Nueva colaboración para #Versato. Espero que os guste.


Imagen de Alberto Soloviev.

Otro amor,
otro intento por no ahogarme,
otro más;
suma y sigue.

Otro despertar sin consuelo,
otra imagen borrosa 
de la felicidad
como la que dejé atrás;
suma y sigue.

Otro viaje a la nada,
camino al fin;
es la hora de los condenados:
la no absolución de tu mirada.

viernes, 19 de junio de 2015

Soñar que somos algo.

Infunde color en mis labios.
Atrapa a tiempo
el olor a primavera,
y haz de mis labios
tu estación favorita,
soñando ser dos flores
contra el viento.

Que no pase el tiempo...


lunes, 13 de abril de 2015

Lunaria.

 -Mira la lunaria como asoma-.
El amor ha florecido
justo en este preciso instante,
cuando la primavera sonríe
y uno anda mendigando
una de esas sonrisas.

Ha florecido el amor
en un jardín que estaba seco
de deseos amatorios;
ahora es más veloz el aire,
no cala el agua la soledad;
puede que sólo a veces,
pero sentir simplemente
ese aire invadiendo,
bien dentro,
el desconsuelo y tu ausencia,
el querer y no poder tener(te)
mis ojos frente a ti.

Y es que la distancia entre nosotros
son dos pasos si cierro los ojos.


martes, 31 de marzo de 2015

Esperar a qué.




De palabras el alma está cargada
sin poder a veces pronunciarse,
mas no es cosa de uno el amar
sin abrir herida en los ojos;
buscando lo invisible
para hacerlo realidad.

Lo invisible a los ojos de color amante
descansa en el hueco de la luna menguante
que habita bajo ellos dormitando,
esperando un cruce de miradas.

Despeina tus miedos el viento
tratando de hacer flotar sobre el agua
la melancolía que consume tu vida
enredada en cada uno de tus cabellos,
fuertes, maltratados 
por la soledad de la noche
sin versos que hagan mención
a una vida llena de interrogantes,
vacía de respuestas y hallazgos.






martes, 10 de marzo de 2015

Niebla.

Aquí tenéis mi cuarto poema para #Versato. Espero que lo disfrutéis.




Me llaman tus palabras
desde el eco de tu voz de rosa
aun no teniendo nada
a lo que aferrarme.
Me llaman tus latidos
al compás del parpadeo
que mece tus pestañas
al compás del viento.

Sí, fue cierto, tal vez
que de tu cuerpo nacieron
el sol y los océanos,
la luna,
las cuatro estaciones,
mi amor y...
                        perdí la cuenta.

Tal vez te quise y tú lo obviaste
abandonando tu corazón
bajo la niebla que nos vio llorar
el mes de diciembre.
El invierno era tuyo,
te pertenecía,

Sí, fue cierto,
tal vez lloré por ti.


miércoles, 18 de febrero de 2015

Escondite.

Solo.
Sólo esta silla me queda
testigo de lágrimas y versos
de cómo Pizarnik habita en mi corazón
mientras busco el sentido a algo.
Sé que merecen la pena muchas cosas
pero hasta ahora yo no he abrazado a la Felicidad

¿Alguien me abre al mundo?

sábado, 17 de enero de 2015

Acróstico.

Que el lazo de la poesía se aferre sin medidas.

Una ola y su grandeza se comparan a ti.

Inseguro el pájaro toma tu vuelo y se alza allá a lo alto.

Niega el sauce sus lágrimas al ver tu presencia.

Oyen hablar de ti las flores y el jardín se hace primavera.


                                                                    Álvaro Torres.