jueves, 20 de noviembre de 2014

Los colores de mi yo.

Mi primer poema colaborando con Versato, un grupo de poetas de diferentes puntos de España que he tenido la suerte de conocer, no personalmente aún a todos ellos, pero espero que algún día se dé el caso.




Hoy he vuelto a la niñez
recordando las tardes pasajeras
que me saludaban mientras contemplaba a mi alrededor
las ilusiones apagadas sin vuelta de luz.
Hoy he vuelto a la niñez
y he querido dar color a esas ilusiones.

Hoy he vuelto a la niñez
y me he dado cuenta por fin.
Bajo las tonalidades de estos colores
se esconde una vida con mucho mundo,
colores de esperanza y colores de sufrimiento
todos ellos desquebrajados,
destinados a desaparecer en cualquier momento;
desquebrajados porque conocen lo que es la lucha,
la lucha del día a día, pero a pesar de ello
no quieren perder la sonrisa
para que la luz no se apague.

Hoy he vuelto a la niñez 
tratando de evitar las cosas que solamente perjudican, 
pero ya era tarde porque había comprendido 
que todo ello era ley de vida.
Los golpes de lo que llaman amistad,
falsos rostros que desconocen la verdad.
Los amores no correspondidos
y, ¡maldito Cupido con sus flechas!
La sociedad acomplejada de los complejos de los demás,
y, en el final del camino, la sombra que espera paciente
la llegada de cada uno de los colores
Todo ello es ley de vida,

Ya he crecido y ese niño que llevo en mi interior
tampoco se desvanece.
A veces me dice: ''acompáñame al parque'',
donde doy rienda suelta a mis versos
mientras juega entre carcajadas con la inspiración.




No hay comentarios:

Publicar un comentario