jueves, 13 de noviembre de 2014

Incertidumbre.

Quiero vivir para mí.
Quiero dejar de versar esta realidad
que me oprime con sus cadenas.

No quiero malgastar la tinta
hablando de falsos amores
ni traiciones.
No quiero llorar sobre mis versos,
donde llueve sobre mojado.
Lo que de verdad quiero
es que el reloj marque la hora,
sin preocupaciones.
Quiero café compartido
y un mar que cubra nuestros complejos
para nadar junto a ellos
sin nadie con quien compartirlos.
Quiero una esperanza
que no se desvanezca;
quiero aliento cálido
sobre mi piel fría.

Y es que a veces
nunca sé lo que quiero de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario